7 pasos para empezar con la técnica del batch cooking

Batch cooking

Planifica y cocina tus comidas con antelación

Se trata de una técnica en la cual se busca planear y preparar la comida de varios días en unas pocas horas. Con esto se consigue maximizar tanto el tiempo de cocina, como los recursos e ingredientes, evitando así tirar comida. Siendo otro aspecto a favor, que no tendremos que estar todos los días pensando “¿qué vamos a comer hoy?” y preparándolo deprisa y corriendo.

Sigue estos pasos para empezar a organizar tus comidas siguiendo el formato del batch cooking:

1. Planificar el menú

En caso de seguir un menú planificado, como es el caso de las usuarias premium de MyNudgePlan que acuden a la consulta de nutrición, ya tendríais un paso hecho.

2. Despensa

Tendremos que revisar que alimentos y productos tenemos en casa. Presta especial atención a la fecha de caducidad de los productos, usa lo que esté más próximo a caducar cuanto antes, y en el caso de alimentos frescos prioriza su uso.

3. Lista de la compra

Hay que poner en común los ingredientes necesarios para el menú con la lista del paso anterior. Recuerda que puedes hacer variaciones en el menú, si es de un alimento por otro de su mismo grupo. De esta manera minimizaremos el desperdiciar comida, ya que si por ejemplo en el menú aparece “pollo con verduras” usa las que vayan a aguantar menos en la nevera, o si pone “calabacines al horno” y tienes berenjenas, cambia el plato por berenjenas al horno. Cuando ya sepas lo que te hace falta ya tendrías hecha la lista de la compra.

4. Limpieza

Antes de ponernos a cocinar es importante que la cocina y los utensilios que vamos a utilizar estén muy limpios. Esta comida se va a conservar, por lo que no queremos que se contamine con ningún microrganismo que la pueda estropear. Además de que el orden en la cocina nos ayudará a que este sea un momento agradable. Esto es importante, ya que si vas a estar cocinando por 2-4 horas, mejor que sea un buen rato, puedes buscar pinche de cocina, hacerlo con música, o en el momento del día que te apetezca, como por la tarde del domingo para relajarte de la semana dedicando un tiempo a cuidarte a través de la alimentación.

5. Planificar el orden de preparación

Hazlo mentalmente o en papel, ayuda que tengas una lista de los platos a preparar. Hay que sacarle partido a todo, por lo que revisamos qué podemos cocinar a la vez. Empieza por los que vayan a tardar más, como lo que vaya al horno, en el cual puedes hacer varias preparaciones a la vez.

6. Almacenar

Es importante hacerlo cuánto antes, nada más terminar una preparación las pondremos en los recipientes donde las vamos a conservar (túper hermético), de esta manera irán perdiendo temperatura y lo podremos meter a la nevera cuando ya esté templado. Si lo vamos a consumir en los próximos 2-3 días puede aguantar bien, y si es más tiempo es más recomendable congelarlo.

7. Recalentar la comida

Si es algo líquido tiene que hervir, si es algo sólido tiene que estar muy caliente también en el centro. Puedes usar el microondas, para que el interior del alimento también se caliente, puedes sacarlo y remover, con 1 minuto no será suficiente. Este paso es muy importante, sobre todo para los días más alejados del día de preparación.

 

Ten en cuenta que puedes elegir el número de comidas que preparas, o si solo haces las bases de los platos y el resto lo prepararás en el día. Los platos fríos, como las ensaladas, quedan mejor preparados el mismo día, puedes ahorrar tiempo preparando vinagretas y otros ingredientes, como huevo cocido. Y, anota la fecha de preparación si se van a quedar los platos en el congelador más de una semana.

SHARE THIS ARTICLE:
Facebook Twitter