¿Qué cantidad de sal se recomienda tomar al día?

Equilibra el consumo de sodio

Descubre la cantidad recomendada de sal diaria

La sal es uno de los condimentos más utilizado en las casas e industrias alimentarias de todo el mundo para dar sabor a nuestros platos. Es importante conocer que no es ni beneficiosa ni perjudicial para la salud de por sí, sino que en la cantidad está la clave.

En España, según la Agencia Española de Consumo, se consume el doble de la cantidad recomendada de sal. Siendo esto perjudicial para la salud, ya que el exceso de sal en la dieta se ha relacionado con el desarrollo de numerosas enfermedades, como la hipertensión arterial u otras enfermedades cardiovasculares.

La OMS recomienda consumir un máximo de 2g de sodio al día, lo que serían unos 5g de sal al día

(media cucharadita de postre al día)

Esta recomendación es menor en caso de hipertensión y ciertas enfermedades. Desde casa puedes controlar la cantidad de sodio que tomas siguiendo las siguientes pautas:

  1. Ve reduciendo poco a poco la cantidad de sal que utilizas para cocinar. Es mejor dejar la comida sosa que con un exceso de sal, poco a poco te acostumbrarás a la disminución y serás capaz de sentir el sabor salado con menos cantidad.
  2. Elige sal yodada, ya que aporta yodo, un mineral necesario para el correcto funcionamiento del organismo.
  3. Sustituye la sal por condimentos y especias para dar sabor a tus platos: ajo en polvo, cebolla en polvo, cúrcuma, pimienta, etc.
  4. Cuidado con la sal de mesa o salsas como la de soja. Es mejor no tenerlas en la mesa.
  5. Fíjate en el etiquetado nutricional de los productos. Hay varios aspectos a tener en cuenta:
  • Que un producto sea reducido en sal no significa que sea recomendable, ya que solo significa que tiene menos sal que el original. Por ejemplo, unas patatas estilo chip o snacks salados de este tipo.
  • Un alimento bajo en sal es el que tiene menos de 140 mg de sodio.
  • Un alimento alto en sal es el que tiene más de 400 mg de sodio.
  1. Evita precocinados: hay que prestar mucha atención a la etiqueta para ver qué cantidad de sal tiene por porción, así como la presencia de glutamato monosódico.
  2. Cuidado cuando salgas a comer. En los restaurantes buscan que la comida esté buena para que repitas, por lo que es probable que la cantidad de sal por cada plato sea superior a la recomendada.
  3. Bebe suficiente agua durante el día, en torno a 1,5- 2,5 litros. Además de consumir frutas y verduras frescas. Favorecerá que se disminuya la retención de líquidos en las personas propensas a ello.

El sodio es necesario para el correcto funcionamiento del organismo, pero no consumir lo suficiente es muy improbable, ya que este se encuentra presente en multitud de alimentos y productos alimentarios como: pan, queso, marisco, etc. Es mucho más fácil tomar en exceso, por lo que procura disminuir la cantidad poco a poco.

SHARE THIS ARTICLE:
Facebook Twitter