Cambia de hábitos para obtener resultados duraderos

El proceso de cambio de hábitos de alimentación

Como ya comentamos en un artículo anterior, lo mejor para reducir la grasa corporal es modificar nuestros hábitos alimentarios y nuestro estilo de vida. Pero debido a su complejidad este proceso de cambio no siempre resulta ser una tarea sencilla.

 

Los hábitos alimentarios forman parte de nuestro día a día y están determinados por aspectos ambientales y sociales, por lo que conllevan un fuerte arraigo en la persona. Por ello, cambiarlos es un proceso complejo, ya que los tenemos muy interiorizados y, en muchas ocasiones, se realizan de forma automática.

Consejos para empezar a cambiar tus hábitos

Lo primero que hay que entender es que un cambio de hábitos no se produce de un día para otro, y que requiere que seamos constantes y cierta dedicación.

Es importante encontrar una motivación que te ayude a tener más fuerza de voluntad, ya que si el nuevo hábito está ligado a algo que es importante para nosotros, nos va a costar menos realizarlo. Pero recuerda, es importante que tengas paciencia y no esperar resultados inmediatos, sino a largo plazo.

 

Nuevo plan, nuevas rutinas

Para establecer las nuevas rutinas, debes intentar seguir un mismo patrón cada día y mantener estos comportamientos de manera consecutiva, durante al menos 21 días. Así conseguiremos adaptarnos a la nueva situación y que cada vez que se repita esa acción nos cueste un poco menos realizarla la próxima vez.

Al principio, debemos establecer objetivos realistas, ya que cuando los cumplamos nuestra autoestima se verá reforzada y, por consiguiente, aumentará nuestra motivación. Por el contrario, si nos ponemos metas muy grandes, lo más probable es que nos cueste mucho más cumplirlas y nos desanimemos cuando veamos que no hemos sido capaces de llevarlas a cabo.

Establece objetivos semanales realistas

Por ejemplo, un objetivo realista es que, si normalmente sólo ingerimos una pieza de fruta al día, empecemos por intentar incluir al menos 3 piezas durante 3 días a la semana. O si normalmente no solemos hacer ejercicio físico podemos probar introducir en nuestra rutina diaria 30 minutos de actividad durante 2-3 días a la semana.

Para eso la aplicación de mynudgeplan va a ser de gran ayuda durante todo este proceso, ya que nos va a proponer semanalmente 3 nudges (retos u objetivos) de manera personalizada que van a contribuir al cambio de tres formas: aumentando la práctica de ejercicio físico y mejorando nuestra dieta y nuestra actitud de cara a adquirir los nuevos hábitos.

Se trata de que poco a poco consigamos hacer el cambio de hábitos que serán necesarios para poder llevar una alimentación saludable y consigamos alcanzar nuestro objetivo.

SHARE THIS ARTICLE:
Facebook Twitter