4 maneras de preparar y comer la fruta del coco

El coco

4 formas de comer coco

El coco es una fruta tropical obtenida del cocotero. Es rica en agua y tiene grandes propiedades nutricionales, ya que cuenta con un alto contenido en fibra, minerales (como calcio, magnesio, fósforo y potasio), antioxidantes (es una buena fuente de vitamina E) y oligoelementos.

Los diferentes productos que podemos obtener a partir de esta fruta son:

1. La pulpa

  1. Su composición nutritiva y su consistencia varía a medida que el coco madura. Si no lo está, será más gelatinosa y tendrá un menor aporte de calorías por ración.
  2. Si la pulpa está madura, la consistencia será más firme y su aporte calórico será mayor.
  3. Destaca por su alto contenido en grasas y fibra, lo que le confiere un gran poder saciante.
  4. Además, tiene un alto contenido en minerales y vitaminas.
  5. Se puede consumir: cruda, rallada, en forma de harina o puede formar parte de diversas preparaciones culinarias.

2. Agua de coco

  1. Se produce de forma natural dentro de esta fruta, sobre todo en mayor cantidad en los que aún no están muy maduros.
  2. Es una bebida rica en minerales, entre los que destacan: potasio, magnesio y calcio, y es pobre en azúcares, por lo que su consumo resulta una opción saludable.
  3. Además, por los resultados obtenidos en algunos estudios realizados, su uso es aconsejable como rehidratante oral después del ejercicio.
  4. Una buena opción, para quien le guste su sabor, es utilizarla como alternativa a los refrescos.
  5. También podemos utilizarla para hacer smothies, o usarlo como agua de cocción, para aportarle su sabor en diferentes platos.

3. Leche de coco

  1. Es un líquido que se obtiene triturando la pulpa seca de los cocos maduros y agregándole agua o leche.
  2. Se emplea como bebida vegetal o como ingrediente de los yogures vegetales de coco y de numerosos platos.
  3. Por su perfil nutricional su consumo es saludable, pero debe realizarse de forma moderada debido a que, en comparación con otros tipos de leches vegetales, posee un alto contenido en calorías.

4. Aceite de coco

  1. El aceite de coco está compuesto mayoritariamente por ácidos grasos saturados de cadena media y la particularidad de estos es que, por su estructura, se digieren fácilmente y van al hígado donde son utilizados inmediatamente para obtener energía, en lugar de ser almacenados en forma de grasa.
  2. Es saludable si su extracción se realiza mediante procedimientos mecánicos, como el prensado en frío, y no se ha sometido a un proceso de refinado, obteniendo así un aceite de coco virgen.
  3. Su consumo moderado puede formar parte de una alimentación equilibrada, pero no deberá ser utilizado como sustituto del aceite de oliva virgen extra en nuestra dieta diaria, ya que éste contiene un mejor perfil lipídico.
  4. El uso de esta grasa puede ser útil, por ejemplo, cuando necesitemos cocinar a altas temperaturas, ya que el punto de humo del aceite de coco es más alto en comparación con el aceite de oliva (se puede calentar hasta 232º C), o en ciertas preparaciones de repostería, por su consistencia sólida a temperatura ambiente.
SHARE THIS ARTICLE:
Facebook Twitter